El Quinqué de la Abuela

   Hay vidas que duran un instante su nacimiento  Roberto Juarroz Llovía mucho, y los niños asustados se escondían bajo las cobijas. Afuera, los campos anegados de agua parecían una laguna, los árboles se estremecían con el fuerte viento. La casita de adobe empezó a caerse a pedazos. Y los adultos, asustados, corrían de un lado... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑