Un Recuerdo Agonizante

La mente comenzó su típico viaje por los recuerdos más nublados que se archivan en los pasillos oscuros de la mente, esos pasillos en tinieblas, llenos de polvo y polillas que con el paso del tiempo deterioran esos escasos recuerdos de la compañía de ella, evidencia de que algún día fui amado y protegido.  Veloz... Leer más →

Del Árbol Caído…

Ya que el avance del coronavirus ha provocado ciertas dudas sobre si habrá o no festividades este año o, de cómo éstas finalmente van a resultar, me adelanto para decirles que, a pesar de lo que muchos piensan, los científicos también tenemos espíritu navideño. Lo que sucede es que un fenómeno empírico ilusorio global, por... Leer más →

Espectro Patronus Morbosi

Cuántas veces estando solo o acompañado, en la obscuridad, en el vacío, tienes la sensación… de miedo, un terror oculto, sentir que te observan, que algo va a brincar sobre ti, algo malo, siniestro, espectral; entonces: ¡tienes pavor!, ¡quieres gritar!, ¡correr!, ¡huir de eso!, hay algo que no puedes explicar, ese miedo en la soledad,... Leer más →

Odio Los Domingos

Y los odio mucho, qué día tan desolador. Es como si lo trascendental en la vida se diera tregua entre semana, para luego demolerte los domingos. Recuerdo de niña que cuando mis padres se odiaban, no parecía como si se odiaran, más bien, se les veía tranquilos. Pero una vez en casa, se rebosaba el... Leer más →

Alma Azul

Una noche pensando en mayúscula, mientras escribía sobre la historia de un viernes bien deformado, de pronto, una sombra en el hemisferio me observaba desde lo más alto de mi ventana inconsciente, un shock plural interrumpió mi breve silencio y un cristo que llevaba dentro de mí se descrucificó, su mirada magnética se colgó ante... Leer más →

Vómito Solar

A veces quisiera agarrarte a patadas, a veces el dolor se me cambia de tono y se me vuelve rabia y furia e indignación y ganas de agarrarte de la camisa y arrancarte de un arañazo todo lo que te di, tanto de mi y de mi debilidad. No sé a quien odio más, si... Leer más →

Vaticinio

La primera vez que sospeché que mi hijo podía predecir el futuro fue durante el cumpleaños número ochenta y uno de mi padre. Les invité a cenar a mi casa. Compramos un pastel de tres leches para partir después de comer. Recuerdo que coloqué las velas en el pastel, como mi padre hizo tantas veces... Leer más →

La Protectora

Si la vida fuera perfecta y las aves, los montes y las calles fueran tan verdes como el esplendor de los amantes que sueñan y de los pajarillos que cantan en las mañanas, no estaría el día de hoy frente  a esta estúpida litera cantándole al cielo en busca de la libertad, sintiendo el olor... Leer más →

Discordante

La extrañeza de dos cuerpos que se han querido en muchas vidas nos invade. Hoy tu ausencia comparte sitio junto a mi soledad. Quisiera decirte que en verdad no iba a marcharme, pero sería pisotear ese decadente amor propio que de vez en cuando salvo para que mi llama siga ardiendo.  Me han dicho que... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑